sábado, 3 de febrero de 2018

¡Por fin!: Científicos japoneses inventan un helado que no se derrite

Es una pesadilla para los amantes de los helados ver como se va derritiendo el helado una vez servido. El descubrimiento de un chef japonés y la colaboración de un equipo de la universidad japonesa de Kanazawa puede poner punto final a esa pesadilla.

Un equipo de científicos japoneses ha desarrollado una forma de fabricar y vender un tipo de helado que no se derrite, aprovechando un descubrimiento realizado accidentalmente por un chef. La mayoría de los helados comienzan a derretirse momentos después de sacarlos del congelador y colocarlos en un recipiente o en un cono de barquillo. Por esta razón, las personas se han acostumbrado a comer los helados rápidamente. Pero ahora eso puede cambiar, ya que un equipo en Japón ha encontrado una manera de mantener la forma del helado sin importar  el tiempo en que se tarde en comerlo.

Según los informes, el helado se produjo por error después de que se pidió a un chef en Japón que buscara una forma de utilizar las fresas cultivadas en las zonas afectadas por el terremoto y el tsunami de 2011; sabían que no crecerían de forma normal y que los clientes no las iban a comprar por eso. El chef intentó usar las fresas de otras maneras, y en un momento, se quejó de que la crema se solidificaba. Al enterarse de la queja, un equipo de la Universidad de Kanazawa observó y descubrió que un compuesto llamado polifenol en las fresas era responsable de solidificar la crema. El extracto hace que sea difícil separar el agua y el aceite, que es lo que ocurre en los helados regulares. Intentaron mezclar dicho compuesto con helado y descubrieron que evita que el helado se derrita.


Debido a que el extracto es completamente natural, no fue necesario que lo inspeccionaran los inspectores de salud, sino que se puso a disposición de los propietarios locales que gustosamente comenzaron a vender el helado a clientes que quedaron satisfechos al probarlo. Los medios locales retomaron la historia, y pronto, la noticia se extendió por todo el mundo. Los periódicos locales han estado publicando historias que informan sobre el sabor de los helados (al parecer aún buenos) y lo bien que resisten las temperaturas cálidas. Algunos consumidores mantuvieron sus helados durante muchos minutos bajo la luz solar directa para ver si se derretían. Otros sometieron a los helados a pruebas más duras como usar secadores de pelo y exponer los helados a lugares calentados artificialmente. Según todos los relatos, el helado mantiene su forma durante varias horas en climas cálidos, y aún siente frío en la boca. Debido a que este helado es novedoso, aún no se sabe si se pondrá a la venta en otros países a corto plazo. Actualmente, este helado que no se derrite solo está a la venta en Japón.


No hay comentarios:

Publicar un comentario